Nuestra Historia, Vínculos y Programas

Puede afirmarse que la Fundación es continuidad natural de la revista Puro Cuento, creada y dirigida por Mempo Giardinelli en Buenos Aires en 1986 y cerrada a fines de 1992 a causa de la crisis económica nacional de aquel año.

Tras el cierre de la publicación, y ya en Resistencia, en 1996 Mempo propuso y organizó el 1er. Foro Internacional por el Fomento del Libro y la Lectura, evento que se realizó en el Aula Magna de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) y dio origen a la Fundación en base a un proyecto de promoción lectora más abarcativo.

Hasta tanto se constituyó bajo la forma jurídica de una ONG, los primeros voluntarios de la Fundación trabajaban desde sus hogares. Así se organizaron los siguientes dos Foros y se inició, en 1999, una iniciativa pionera: el Programa de Abuelas Cuentacuentos.

Ese mismo año una importante librería de Resistencia (Librería de La Paz) cedió gratuitamente una pequeña oficina en su local comercial de la Avenida 9 de Julio, y tiempo después una colaboradora prestó un departamento. Desde esas locaciones se coordinaron el primer Otoño Literario, la primera Primavera de Literatura Infantil, y se comenzó con la donación de libros a bibliotecas carenciadas.

Ya por entonces se realizaban gestiones ante el Gobierno de la Provincia del Chaco a fin de conseguir un edificio donde instalar la biblioteca personal de Mempo, que había decidido donarla como patrimonio original de la Fundación. En el año 2001, con el apoyo de la Subsecretaria de Cultura Prof. Marilyn Cristófani, el entonces gobernador Ángel Rozas cedió en comodato a la Fundación, por 50 años, un viejo y derruído edificio ubicado en pleno centro de la ciudad –en calle José María Paz 355– que durante un par de décadas había tenido mala reputación, particularmente durante la última dictadura militar.

Aunque el estado de abandono del edificio desaconsejaba su recuperación, la Fundación recurrió al asesoramiento de ingenieros de la UNNE que determinaron la solidez estructural del viejo edificio construído en 1934. Pero la crisis en 2001 imposibilitó lograr financiamientos y obligó a cancelar el proyecto.

Durante 2002 y 2003 se limpió parcialmente el inmueble, retirándose mas de veinte camionadas de escombros, y a finales de 2003 se decidió la recuperación progresiva del edificio respetando su fachada original. Las obras se iniciaron de inmediato y desde Septiembre de 2004 empezó a funcionar allí la administración de la Fundación.

Gracias a donaciones de amigos e instituciones de los Estados Unidos, Holanda e Italia, en 2006 se construyó en el fondo del edificio un aula apta para clases y reuniones de hasta 60 personas: la actual Sala Gies-Maagdenhuis, llamada así en honor de los donantes holandeses y norteamericanos que financiaron esa parte de la obra. Junto al aula se creó un patio interior llamado Patio de la Memoria.

Las gestiones para lograr que el comodato se convirtiera en propiedad institucional se concretaron el 13 de agosto de 2008, en vísperas del 13º Foro Internacional por el Fomento del Libro y la Lectura. A propuesta del gobernador Jorge Capitanich, la Cámara de Diputados de la Provincia sancionó por unanimidad la Ley Nº 6193/08, por la que el Estado chaqueño transfirió definitivamente el inmueble a la Fundación Mempo Giardinelli.

Las obras de recuperación edilicia se financiaron en todo momento gracias a donaciones de particulares y empresas privadas, y a aportes regulados por la Ley de Mecenazgo de la Provincia del Chaco.

Las obras concluyeron en el año 2015. y hoy la Fundación dispone de una Biblioteca, aulas y equipamiento para labores académicas, un auditorio para 120 personas, y una sala de lectura y otra de exposiciones.

Relaciones Institucionales

A lo largo de los años, la Fundación ha firmado convenios de Cooperación y Asistencia –concebidos como herramientas útiles para la colaboración mutua– con diversas instituciones con las que se comparten objetivos comunes de fomento de la lectura, la literatura y el desarrollo cultural en todos sus aspectos y tecnologías.

Esas instituciones son:
• Asociación Cultural Literastur (de Gijón, Asturias, España) desde 2001.
• Corporación de Escritores de Chile (Santiago) desde 2002.
• Asociación Amigos de Villa Victoria, de Mar del Plata, Prov. de Buenos Aires. desde 2002.
• Ministerio de Educación de la Nación. Convenio marco firmado en 2003 para la asistencia técnica del Programa de Abuelas Cuentacuentos y la realización de antologías escolares. Entre los años 2003 y 2007 la Fundación participó de la Campaña Nacional de Lectura, y desde 2007 colaboró activamente, de manera permanente y desinteresada, con el Plan Nacional de Lectura del Ministerio de Educación de la Nación, y con su similar en la Provincia del Chaco.

• ALIJA (Asociación de Literatura Infantil y Juvenil de la Argentina)desde 2009.
• Canal Encuentro, de Educ.ar. Convenio de asistencia mutua, firmado en 2010.
• Fundación Alfredo L. Palacios (C.A.de Buenos Aires), año 2014.
Instituto Interdisciplinar de Leitura (iiLer) de la Pontificia Universidad Católica de Rio de Janeiro (Brasil), año 2017.

Otros programas en dos décadas

Con anterioridad a la creación del Instituto de Estudios Superiores (IES-FMG) la Fundación sostiene desde sus orígenes un Centro de Altos Estudios Literarios y Sociales (CAELyS Chaco), desde donde se han desarrollado a lo largo de los años múltiples y variados programas permanentes de fomento de la lectura.

Entre ellos:
* El Otoño Literario y de Pensamiento (desde 2000)
* La Primavera Literaria Infantil (desde 2000)
Entre 2000 y 2015 se llevó a cabo el Seminario de Literatura Argentina: Crítica y Creación, coorganizado con el Departamento de Español de la Universidad de Virginia (EEUU).
* En 2002 el Programa de Lecto-Pediatras Voluntarios, que se sostuvo durante un par de años.
* En 2003 se creó el Instituto de Investigaciones Juan Filloy, así nombrado en homenaje al gran intelectual cordobés, quizás el más grande escritor que dio la literatura argentina del interior del país en todo el Siglo XX, quien fuera entrañable amigo de la Fundación desde sus inicios. El Instituto acoge y patrocina propuestas de estudio e investigación en los campos educativo, literario, cultural y social.
* En 2005 el Programa de Lectura Acompañada, y el de Lectores Amigos (Buddy Readers), este último en base a un acuerdo con ROWA (Read On Write Away!), institución británica dedicada a la promoción de la lectura, que, a su vez, adaptó en Inglaterra el Programa de Abuelas Cuentacuentos.
* Desde 2011 se realiza todos los años, al comienzo de cada ciclo lectivo, el Seminario de Literatura Infantil y Juvenil, en forma de módulos intensivos que imparten destacados especialistas del país, quienes convocan en la sede de la Fundación a decenas de maestros, bibliotecarios y lectores en general durante tres o cuatro semanas de intensa actividad.
* Desde 2011 el Programa de Defensa del Medio Ambiente chaqueño.

»Volver al Inicio